Y yo busco, me busco.

Algún día aprenderé el por qué de algunas cosas, empiezo a aprender como camina mi corazón, me precipito, salto al vacío, luego me siento y me pongo a buscarme.

Y me busco, me busco y no me encuentro. Yo busco me busco y no me encuentro. Busco, me busco y no me encuentro, y busco y me busco...

Y no paro de buscarme más, y doy vueltas y pienso sin parar, y me miro en el espejo despacito, me analizo y me enfado otra vez conmigo. Y me digo ''anda ya mujé, si to tiene solución menos la muerte''.
Y me levanto mu segura. Y me echo a llorar como una niña a oscuras.
Ya no me divierto pienso algunos días y al otro día no hay sol que me acueste. Me echo a correr buscando no sé qué, pensando que tal vez es posible reponerse.
Y cuando mi cuerpo termine de llorar, echaré una ramita al mar, que sea balsa pa un marinero naufrago y pa que no vaya a tientas le pondré yo un faro. Y ahora que he caío al fondo de una piscina que ni una gotita de agua tenía, voy a recoger mis alitas rotas y las pegaré trocito a trozo y volaré.
Yo soy una montaña rusa que sube, que baja, que ríe, que calla, confusa; me dejo de llevar, llevar por lo que los días me quieran mostrar.

En una esquina de su boca 
se dejó estrellar,
como la ola que se entrega a la roca.
Mientras... ¿dónde estabas cuando te llamaba?
¿Dónde estabas cuando te llamaba?
¿Dónde estabas cuando mi voz se hacia tan pequeña que no salia y se ahogaba en una habitacion, o dentro de mi?
¿Dónde estabas cuando dormías a mi lado y yo, no podía dormir?
¿Dónde estabas cuando te escuchaba palabras que no creías ni tu? 
Entre tanta mierda, dime,
¿dónde estabas tú?
¿Dónde estabas cuando te llamaba?
Por eso me fui, pa echarte de menos. Me fui, pa volver de nuevo. Me fui pa estar sola. Me fui, por eso me fui.