Quiero decirte tantas cosas.

El olor de tu pelo está dando guerra en mis fosas nasales y de vez en cuando a alguno de tus besos le da por salir por mis ojos en forma liquida. Tal vez no hayamos sido el clan perfecto ni la tragicomedia de época pero te has portado como un verdadero antihéroe y te has llevado mi criptonita para que no me hiciera daño al latir tan fuerte.
Pero entonces... ¿por qu(ién)é respiro yo?


Poison heart


Me ti-tiembla la mirada, casi siempre para abajo.

 





Ayer soñaba que por fin volvías, 
dijiste que la estrella fugaz de las doce 
caería cuando tú vinieses. 
Ahora me mantengo soñando 
porque todavía no has vuelto, 
aferrada a un abrazo 
para subsistir al vértigo.. 




A donde vamos no necesitamos frenos.

No puedo decirte lo que es realmente, solo puedo decirte que se siente. Y ahora mismo sigue siendo 
de noche en mi tráquea; no puedo respirar, pero sigo peleando contra lo que no puedo.
Mientras lo equivocado siente bien, es como si estuviera volando. 
Drogado de amor, borracho de mi propio odio. 
Es como si estuviese inhalando pintura, y más me encanta, más sufro. Me sofoco.
Y justo antes de ahogarme, ella me resucita.