To live our live girls.

Ir a contracorriente es sexy. Es decir, haz un poco lo que te venga en gana. El sentido común y la buena educación serán tu única brújula. A partir de ahí, acuéstate con quien quieras, pide y da, bórrate del mapa (y de Internet) sin dar explicaciones, córtate esa manta zamorana que tienes por melena, abraza y besa, conoce con detalle al enemigo (tus hormonas traicioneras), interésate por todo y abre los ojos. Pregunta cada vez que no sepas. Vive y agótate, No vas a pasar dos veces por el mismo día.





Unos de los problemas ortográficos de la vida es no saber donde poner punto y final

Creo que soy la persona más bipolar de la tierra. A parte de mi cerebro claro. Y ya no hablemos de mi amor cosificado. No me aguanto ni yo. Comprenderme es una ecuación de séptimo grado. Odio tener que entender los laberintos de esta marea que tengo por cerevro. Sí, así con v, porque no es ni cerebro, es algo abstracto. Ya gastado de meterle tanta mierda junta. Y claro, él no tiene la culpa. Qué culpa va a tener de lo que yo me coma, que siempre es malo, nada bueno. Mala suerte, soy gafe, que le vamos a hacer. Vivo en una Ciudad de Dramas, concretamente en la Zona de Vacíos, en la avenida Gran Cagada. Suelo meter la pata hasta el fondo más oscuro. Creo que los problemas son los únicos que te aprecian. Me suelo dar cuenta de que me están haciendo daño aproximadamente la penúltima. Porque el último es mi corazón, que el pobre no asimila el mundo real. Llevo un tatuaje en la frente que dice: Decepcióname. No quedaba mi talla cuando repartieron vidas, esta no es la mía. Se me escapa de las manos. Estoy un poquito perdida. Me voy ya.¿La estoy cagando no? ¿Hola?

L I V E T H E L I F E